Una bolsita volcada sobre un piso de madera, con nueces que dispersan. se

Cada día, ella vestía su cáscara.

Aquel día, cuando el ciclista le golpeó, ella cayó al suelo.

Él condujo la bicicleta hacia atrás y le ofreció la mano. Él tenía ojos amables, pero ella tenía una cáscara.

Ella se levantó sola, le escupió en la cara y se alejó. Tenía una cáscara dura.


Nota: Este texto fue escrito originalmente en inglés para el desafío mensual de 53 Press, donde se tiene que escribir un texto con exactamente 53 palabras. El tema para julio de 2020 era “shell” (concha/cáscara).


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *